domingo, 20 de mayo de 2012

La Estrella de Mar


Cada atardecer, un muchacho recorría la playa arrojando 
al agua las estrellas de mar abandonas en la arena 
por la marea baja.

Sabía que al día siguiente, con los rayos de sol, 
las estrellas morirían inexorablemente.
Un anciano pescador que vivía a metros de la playa, 
contemplaba al muchacho día tras día cumplir 
con la tarea de devolver las estrellas del mar.

Una tarde decidió hablarle:
- No entiendo por qué gastas tus energías en esta tarea inútil.
Hay kilómetros de playa donde todos los días 
las estrellas de mar agonizan y mueren.
Tu esfuerzo no marcará ninguna diferencia.

El muchacho miró al anciano a los ojos , 
tomó una estrella, la arrojó al agua y dijo:
-¿No cree que para esta estrella sí habré marcado la diferencia?..
.


Autor desconocido.