jueves, 8 de enero de 2015

Je ne suis pas Charlie (Yo no soy Charlie)

Autor: José Antonio Gutiérrez D. (Click para ver fuente)



Parto aclarando antes que nada, que considero una atrocidad el ataque a las oficinas de la revista satírica Charlie Hebdo en París y que no creo que, en ninguna circunstancia, sea justificable convertir a un periodista, por dudosa que sea su calidad profesional, en un objetivo militar. Lo mismo es válido en Francia, como lo es en Colombia o en Palestina. Tampoco me identifico con ningún fundamentalismo, ni cristiano, ni judío, ni musulmán ni tampoco con el bobo-secularismo afrancesado, que erige a la sagrada “République” en una diosa. Hago estas aclaraciones necesarias pues, por más que insistan los gurús de la alta política que en Europa vivimos en una “democracia ejemplar” con “grandes libertades”, sabemos que el Gran Hermano nos vigila y que cualquier discurso que se salga del libreto es castigado duramente. Pero no creo que censurar el ataque en contra de Charlie Hebdo sea sinónimo de celebrar una revista que es, fundamentalmente, un monumento a la intolerancia, al racismo y a la arrogancia colonial.



Miles de personas, comprensiblemente afectadas por este atentado, han circulado mensajes en francés diciendo “Je suis Charlie” (Yo soy Charlie), como si este mensaje fuera el último grito en la defensa de la libertad. Pues bien, yo no soy Charlie. No me identifico con la representación degradante y “caricaturesca” que hace del mundo islámico, en plena época de la llamada “Guerra contra el Terrorismo”, con toda la carga racista y colonialista que esto conlleva. No puedo ver con buena cara esa constante agresión simbólica que tiene como contrapartida una agresión física y real, mediante los bombardeos y ocupaciones militares a países pertenecientes a este horizonte cultural. Tampoco puedo ver con buenos ojos estas caricaturas y sus textos ofensivos, cuando los árabes son uno de los sectores más marginados, empobrecidos y explotados de la sociedad francesa, que han recibido históricamente un trato brutal: no se me olvida que en el metro de París, a comienzos de los ‘60, la policía masacró a palos a 200 argelinos por demandar el fin de la ocupación francesa de su país, que ya había dejado un saldo estimado de un millón de “incivilizados” árabes muertos. No se trata de inocentes caricaturas hechas por libre pensadores, sino que se trata de mensajes, producidos desde los medios de comunicación de masas (si, aunque pose de alternativo Charlie Hebdo pertenece a los medios de masas), cargados de estereotipos y odios, que refuerzan un discurso que entiende a los árabes como bárbaros a los cuales hay que contener, desarraigar, controlar, reprimir, oprimir y exterminar. Mensajes cuyo propósito implícito es justificar las invasiones a países del Oriente Medio así como las múltiples intervenciones y bombardeos que desde Occidente se orquestan en la defensa del nuevo reparto imperial. El actor español Willy Toledo decía, en una declaración polémica -por apenas evidenciar lo obvio-, que “Occidente mata todos los días. Sin ruido”. Y eso es lo que Charlie y su humor negro ocultan bajo la forma de la sátira.

No me olvido de la carátula del N°1099 de Charlie Hebdo, en la cual se trivializaba la masacre de más de mil egipcios por una brutal dictadura militar, que tiene el beneplácito de Francia y de EEUU, mediante una portada que dice algo así como “Matanza en Egipto. El Corán es una mierda: no detiene las balas”. La caricatura era la de un hombre musulmán acribillado, mientras trataba de protegerse con el Corán. Habrá a quien le parezca esto gracioso. También, en su época, colonos ingleses en Tierra del Fuego creían que era gracioso posar en fotografías junto a los indígenas que habian "cazado", con amplias sonrisas, carabina en mano, y con el pie encima del cadáver sanguinolento aún caliente. En vez de graciosa, esa caricatura me parece violenta y colonial, un abuso de la tan ficticia como manoseada libertad de prensa occidental. ¿Qué ocurriría si yo hiciera ahora una revista cuya portada tuviera el siguiente lema: “Matanza en París. Charlie Hebdo es una mierda: no detiene las balas” e hiciera una caricatura del fallecido Jean Cabut acribillado con una copia de la revista en sus manos? Claro que sería un escándalo: la vida de un francés es sagrada. La de un egipcio (o la de un palestino, iraquí, sirio, etc.) es material “humorístico”. Por eso no soy Charlie, pues para mí la vida de cada uno de esos egipcios acribillados es tan sagrada como la de cualquiera de esos caricaturistas hoy asesinados.

Ya sabemos que viene de aquí para allá: habrá discursos de defender la libertad de prensa por parte de los mismos países que en 1999 dieron la bendición al bombardeo de la OTAN, en Belgrado, de la estación de TV pública serbia por llamarla “el ministerio de mentiras”; que callaron cuando Israel bombardeó en Beirut la estación de TV Al-Manar en el 2006; que callan los asesinatos de periodistas críticos colombianos y palestinos. Luego de la hermosa retórica pro-libertad, vendrá la acción liberticida: más macartismo dizque “anti-terrorismo”, más intervenciones coloniales, más restricciones a esas “garantías democráticas” en vías de extinción, y por supuesto, más racismo. Europa se consume en una espiral de odio xenófobo, de islamofobia, de anti-semitismo (los palestinos son semitas, de hecho) y este ambiente se hace cada vez más irrespirable. Los musulmanes ya son los judíos en la Europa del siglo XXI, y los partidos neo-nazis se están haciendo nuevamente respetables 80 años después gracias a este repugnante sentimiento. Por todo esto, pese a la repulsión que me causan los ataques de París, Je ne suis pas Charlie.

Visiones


¡Si dejaran de matarse y burlarse ...... todo sería distinto!

lunes, 5 de enero de 2015

¿Morir ahogado o Dejar de Fumar?



Mi relación con el cigarrillo es realmente tortuosa y ridícula.

Comencé a fumar a los 25 años por esa estúpida visión que era "cool", que me daba un cierto aire "interesante" y "sofisticado". Siempre con la firme creencia que era solo un "inocente vicio" que podría abandonar cuando quisiera. A los pocos meses de comenzar ya fumaba 10 cigarrillos diarios, pero siempre con esa idea que me daba una "imágen diferente".

En mi paso por España, el primer día compré cigarrillos y realmente no me gustaron, así que dejé de fumar. Eso reafirmó mi supuesto que podía dejarlo cuando quisiera. Pero a los 6 meses volví al vicio solo por ESTUPIDO. Cuando la rutina me gano la partida, llegué a fumar 60 u 80 cigarrillos diarios durante mi permanencia por aquellas tierras.

Al volver, bajé el consumo a 50 cigarrillos diarios, pero empecé a plantearme el abandonar tal "vicio" pues realmente ya me hacía mal. Hace 9 años que comencé mi primer tratamiento para dejar de fumar ya que me dí cuenta que realmente no me gustaba el sabor de los cigarrillos. No pude dejarlo ni un día.

En 2010 hice mi segundo tratamiento: esta vez tuve éxito por una semana, pero regresé a la idea que "si pude estar sin fumar una semana, una pitada no me hará nada". ERROR: una pitada y volví a fumar diariamente 30 cigarrillos diarios durante 4 años mas. Cabe destacar que aprendí varias cosas con las cuales pude disminuir el consumo: no tener los cigarrillos cerca y restringirme a un solo lugar para fumar ayuda. Entre otras cosas ahí por fin me dí cuenta que no es un "vicio", comprendí que soy un "ADICTO" como cualquier otro de cualquier otra sustancia.

Durante esos 4 años seguí inventando formas de disminuir el consumo y de que se trataba la adicción. En 2014 hice un nuevo tratamiento y estuve fumando 1 cigarrillo por semana (solo cuando ya no soportaba la abstinencia). Pero acá estoy otra vez: fumando entre 10 y 15 cigarrillos diarios. Pero odio verdaderamente ser fumador y que no me hace para nada bien.

A pesar de tanta Estupidez (que desde afuera se ve mas estúpido aún), he llegado a varias conclusiones:

- La relación con el cigarrillo es como la relación con un golpeador: te destruye y puede matarte pero ahí sigues con él como si fuera a darte algo bueno, si lo dejas sientes que te falta algo importante. El problema no es del cigarrillo (o del golpeador) es solo de uno que no termina de cortar una relación en la cual es uno el que pierde siempre y que puede perder mas. Una relación vacía, destructiva y que solo la mantiene el miedo a perder algo que no vale la pena. (Un psicólogo por favor).

- Lo peor que se puede hacer es pensar que dejarlo es algo "importante". Si le das importancia a dejarlo, le das importancia a lo que dejas y nunca se sale de ese círculo: sufro porque quiero dejarlo y sufro porque lo dejo y vuelvo a sufrir porque vuelvo con él. El cigarrillo no tiene la mas mínima importancia, si todavía lo considero importante o tengo miedo a dejarlo por la abstinencia; peor es el miedo a morir ahogado por un enfisema o un cancer de pulmón ...... (No se puede ser tan idiota como el cerebro de un fumador: el mío por ejemplo).

- No estoy de acuerdo con Allen Carr al respecto de pensar en el cigarrillo como algo que "he dejado y soy feliz por ello" .... es otra manera de darle una importancia que no tiene.

- Algo que realmente me gustó mucho del libro de Allen Carr es sobre esa mentira que decimos los fumadores: "Fumo porque me gusta". A mi me gusta el sexo y no he tenido sexo 60 veces por día; tampoco me he comido 60 kilos de helado diarios. Es evidente que el fumador evita darse cuenta que la mayor parte de los cigarrillos que consume son solo para evitar la abstinencia que le produce la falta de nicotina. Quizás pueda llegar a entenderlo de esas personas que fuman 1 o 2 cigarrillos por día, pero no en mí o en la mayoría de fumadores compulsivos que conozco.

- Lo peor de todo es sentirse frustrado por no poder dejarlo las veces que lo intentas. Eso solo reafirma que tenés que seguir matandote y es una equivocación. Mejor fallar 100 veces y dejarlo que intentar solo una vez y quedarse a morir convencido de que no vas a poder nunca. La frustración es el peor enemigo.

Es evidente que mis días junto a esta porquería del tabaco son contados. Sino el que tiene los días contados soy yo.


viernes, 2 de enero de 2015

¿Existe o no existe?



La discusión de la humanidad desde sus comienzos es: ¿Existe o no existe?

Cada quién lo puede llamar como quiera: Dios, Alláh, Yahveh, Jehová y hasta el mismo Cristo y Mahoma. La discusión es vacía por completo y nadie podría demostrar fehacientemente su "existencia" o su "no existencia". Ningún razonamiento: ni ateo ni religioso conduce a demostrar ninguno de los dos estados de cualquiera de las deidades nombradas.

Algo muy llamativo de esta discusión ridícula, es que solo genera odio, guerra y muerte; mientras los fundamentalistas están a la orden del día como si ese fuera todo el trasfondo del asunto. Casualmente un asunto imposible de demostrar para cualquiera por mas tecnología que se pueda inventar a tal efecto. 

Para mi lo que si existe es un dilema mucho mayor que se esconde detrás de esa discusión vacía y que ninguno se atreve a aclarar: En el imposible caso hipotético que un día religiosos o ateos demostraran la existencia o la no existencia de deidades ¿Qué pasaría? ¿Creen los religiosos que los ateos se convertirían en religiosos si se comprobara la existencia de un Dios? ¿Creen los ateos que las religiones dejarían de existir si se demostrara que las deidades no existen?

Supongamos por un momento que los ateos demuestran que indudablemente no existe divinidad alguna. ¿Y?
Las religiones fuera de las divinidades que puedan adorar, tienen bases en valores morales que hemos aprendido durante toda la historia de la humanidad. Cualquier sociedad se ha desarrollado bajo las normas y valores que ha inculcado la religión, que no es mas que un antecesor de un Código Civil o Penal de nuestras Democracias Modernas pero con tintes de creencias que dan sustento a la base moral de los individuos.

Bueno ateos: Dios no existe, por lo tanto todo lo escrito al respecto de su existencia es mentira y pasible de ser derogado. ¿Dejaría entonces de tener valor la paz, el amor, la misericordia, el perdón y todo aquello que durante siglos se intento que las sociedades acaten como ley? ¿Vale todo y derogaríamos la Justicia por ser hija de una religión basada en la existencia de un ser que no existe?

Ahora, supongamos por un momento lo contrario: los religiosos demuestran que indudablemente existe una divinidad. ¿Y? En que cambiaría sus vidas si ya son creyentes en esa divinidad. En última instancia, sería mas imposible aún demostrar que esa divinidad es exactamente un nombre de los anteriores y cada religión la tomaría como ya es tomada por cada uno.

De todas maneras el problema principal radica en que tanto ateos como religiosos, en esta discusión no toman en cuenta la "Palabra escrita" que es la que tiene un verdadero valor histórico y moral. Durante siglos se ha tergiversado todas esas palabras para ser impuestas mediante el miedo. Se le ha dado mas valor a los pasajes escritos que hablan de "no pertenecer" al selecto grupo de "salvados" para meter miedo, que a todas las enseñanzas básicas de RESPETO, AMOR, CONVIVENCIA, BONDAD, HUMILDAD, PAZ que tienen como única finalidad "recibir de los demás lo que se dá a los demás" (la mayor parte de los textos religiosos se basan en esto).

Ni siquiera hablo de leer con "conciencia crítica" sino con un sentido básico de "interpretación de textos". Una enorme cantidad de religiosos, como el 100% de ateos estan mas preocupados por demostrar la "existencia" o la "no existencia" de deidades (como si de una competencia se tratara) que interpretar si aquello que se desprende como enseñanza de lo escrito sobre esas deidades (existan o no) son útiles para una Paz duradera, la buena convivencia y el respeto como base sustentable de la sociedad.

Si existe o si no existe es solo una discusión inútil que no lleva ni llevará a ningún sitio.


jueves, 25 de diciembre de 2014

Felíz Cumpleaños



Estimado Señor Jesucristo:

Pasados 2014 años de su nacimiento, debo decirle que todas sus enseñanzas se han popularizado y extendido a una gran parte del mundo. Miles de millones de personas han leído la historia de su vida plasmada en un libro.

Lamentablemente, sus enseñanzas solo le han servido a unos pocos y se han desvirtuado hasta el paroxismo.
En estos 2014 años su prédica basada en la solidaridad, el evitar conflictos, amar y respetar a los demás como a uno mismo, no juzgar las acciones de los demás, la autosuperación, su Iglesia basada en la roca donde estaba parado (o sea la Iglesia de Uno mismo) y todo lo demás que Usted ya sabe ... ha sido tergiversada en nombre de la metáfora y el no entendimiento que sus enseñanzas eran extensivas a todas las situaciones.

Aquello de "Aquél que esté libre de pecado que arroje la primera piedra" o "¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: “Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo”, tú que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano” la mayoría no lo ha entendido, solo creen que no se debe juzgar a una prostituta que esté por ser dilapidada y nada mas. Debería haber sido mas explícito respecto a que esa actitud era extensiva a cualquier otra situación de "prejuzgar" en cualquier momento.

Aquello de "Amar a tu prójimo como a ti mismo" tampoco resultó. Con el prejuzgamiento que no entendieron, el prójimo es un enemigo a combatir. Menos se acepto aquello de "dar la otra mejilla".

Su Iglesia terminó siendo un Estado millonario repleto de personas que en su nombre se reparten jerarquías. En su defecto, aquellos que no recibieron jerarquías decidieron crear sus propias Iglesias basadas en su palabra a cambio de dinero, aunque todos tienen algo en común: tergiversar sus enseñanzas. Todos por igual creen tener la "verdad absoluta", la mayoría cree que acudiendo a un edificio de material una vez por semana son "buenos" y dejan de ser "pecadores" con rituales repetitivos de oraciones inventadas a tal fin. Sin embargo no les interesa sus enseñanzas de autosuperación que los "pecados" o "errores" se pueden cambiar no repitiéndolos en el futuro: los repiten una y otra vez con la facilidad de recitar unas cuantas oraciones.

Olvídese que su enseñanza del Perdón aún cuando lo estaban matando se aplique en la actualidad. Hoy nadie perdona a nadie ni cruzando la calle en un semáforo y menos si hay guita de por medio. Ya le digo: sus enseñanzas le importan a unos pocos verdaderos creyentes e incluso agnósticos y no creyentes que han cambiado, que han perdonado (conozco algunos pocos de ellos), el resto con limosna y oraciones creen que ya están limpios de culpa y cargo y repiten una y otra vez sus "pecados" a destajo.

Lamento decirle que a pesar de su enorme fama, sus seguidores siguen siendo tan pocos como tuvo en su vida terrenal y para esta fecha solo se come, se bebe y pocos hacen una autocrítica de que vida están llevando y que hacen al respecto de si mismos y los demás. Mañana 26 ya todo sigue igual.

De todas maneras, pese a las malas noticias que Usted ya conocerá mejor que yo, le deseo un muy Felíz Cumpleaños y lo saludo muy Atentamente.

Un humano!




sábado, 20 de diciembre de 2014

¿Música Clásica o Esnobismo?


La mal llamada "Música Clásica" o "Música Académica" ha tenido profundos cambios conceptuales desde su orígen hasta el presente. Cuantos mas años tiene una obra, parece que perdiera su esencia musical y termina siendo una especie de concepto puramente intelectual.

Cada obra representa un momento histórico-geográfico, la moda del momento, los gustos auditivos de la época y las maneras en que las diferentes clases sociales se divertían.

Hoy escuchar a Bach es prácticamente una cuestión elitista e intelectual. 

"Solo unos pocos son capaces de disfrutarlo, esos que podemos escuchar el Contrapunto, las diferentes voces, el "sujeto" y "contrasujeto" de las fugas, las texturas logradas y las armonías implícitas que darían orígen al Clasicismo." 

El párrafo anterior podría ser una especie de explicación académica sobre la música de Johann Sebastian para músicos que deban interpretarla o como parte de la Historia de la Música. Para el oyente común y corriente que se dispone a escuchar una obra musical del Padre de la Música, no es mas que "paja mental esnob". Gusta o no gusta, se disfruta o no se disfuta y debe ser tocada como música para entretener.

Cuando el compositor creó esas obras, no era mas que un empleado de la categoría de "sirviente" de un aristócrata, el cual le pagaba en la medida que creara Música que lo entretenga a él y a sus amigos aristócratas. Esas obras se crearon en una época en donde solo había música si existía un interprete en vivo que tocara un instrumento. No existía ninguna otra manera de escuchar música que no fuera esa o cantar o tocar uno mismo un instrumento. Por lo tanto, en su concepción original, esas obras se atenían a la moda del momento (en el caso de Bach la moda Barroca). Una allemanda, un minué, un bourré no eran mas que piezas bailables para esos momentos en que el aristócrata decidía preparar una reunión en su palacete y juntarse con amigos a conversar, tomar vino, comer y bailar. ¿Y como animar la fiesta? Para eso estaba el "sirviente" músico interprete y compositor que animaba la fiesta con su música a la "moda". Ni mas ni menos.

A nadie le importaba la forma Suite, la forma fugada de las voces, si había 3, 4 o 5 voces, si el contrapunto era perfecto o imperfecto, si se formaban armonías en ese contrapunto .... solo escuchaban música y bailaban. Tal como se hace hoy cuando uno va a un recital o a un bar a escuchar música en vivo.

J. S. Bach no esperaba trascender y ser recordado, ni convertirse en el Padre de la Música ni mucho menos; solo esperaba conservar su trabajo como hacían todos los demás músicos anteriores, contemporáneos y posteriores a él.

Con el tiempo, la Música de épocas pasadas, sobre todo cuando las aristocracias perdieron fuerza luego de la Revolución Francesa y  los músicos dejaron de ser sirvientes  para pasar a trabajar independientemente; la burguesía pretendió tener status aristocrático consumiendo de manera elitista, ya no la música de moda sino los derivados de la Música del pasado. Las elites intelectuales, no quisieron ser menos que los burgueses y los antaño aristócratas, siguieron enrroscando el asunto hasta un esnobismo extremo y tomar la música como un concepto lógico-matemático para el cual había que vestirse de gala, mantener el mas profundo silencio para realizar un análisis formal, estructural, textural ... y demás. La música quedó solo para el populacho.

Así surgieron concepciones cada vez mas entreveradas y ridículamente intelectualoides que nada tenían que ver con el arte, sino con un esnobismo que debía servir para separar a la sociedad no solo por su dinero sino hasta por el arte mismo. Aquellos compositores Renacentistas, Barrocos, Clasicistas y Románticos fueron apropiados por el esnobismo y hasta el día de hoy pareciera que ya no es música lo que han compuesto sino complejas fórmulas matemáticas y físicas parecidas a la mecánica cuántica que solo una elite puede entender y disfrutar como es el dodecafonismo y sus derivados.

Nadie puede negar que escuchando una cumbia no pueda analizarse formal, estructural, melódica y armónicamente aunque ese análisis sea austero; pero la idea de la música popular es para "entretener" tanto como lo era para Bach, Haendel, Mozart, Beethoven, Schubert; por nombrar algunos. La música de los mencionados es histórica, sirve para entender con un fín histórico la sociedad de aquellas épocas y nada mas; pero se disfruta, se interpreta y su único fin es el entretenimiento, sentir el movimiento. Luego podemos entre músicos discutir y analizar en profundidad cada obra de todas las maneras que se puedan y se quieran. 

Así como un físico puede enseñar en una Universidad y emocionarse analizando la Teoría de la Relatividad, pero para todo el resto de la gente la gravedad funciona igual con Newton o con Einstein. La música es música, luego podemos analizarla dentro de un Conservatorio.

Es necesario romper ese esnobismo, esa amanerada visión clasista de la música incluso desde la interpretación que no ha estado ajena a estos cambios.

"Music or not Music; that is the question"



lunes, 8 de diciembre de 2014

La cultura del Prejuicio y el Odio




Todo el tiempo escuchamos palabras vacías como “tolerancia” y “respeto” como símbolo de haber alcanzado un estado de profunda conciencia social acerca de las diferencias culturales. Sin embargo, no es mas que una burda mentira que solo se basa en cambiar las apariencias de la “intolerancia” y la “falta de respeto” del pasado sobre las minorías.

Las diferencias son el paisaje mas común de la vida, todos somos una minoría formada por nosotros mismos y nuestra única manera de ver el mundo. Somos producto del momento histórico, el lugar, la familia, la comunidad, el país, el idioma y las creencias en las cuales nos desarrollamos durante toda nuestra vida.

A pesar de ello, sabiendo que somos únicos y diferentes al resto de los mortales; también hemos aprendido, entre tantas cosas, los malditos prejuicios sobre todo lo que no sea igual o lo mas parecido a uno mismo. Entre parecidos nos juntamos por creencias religiosas o políticas, por nacionalidad, por el color de piel, por estrato socio económico, por el saber, por el deporte, por los gustos, por la sexualidad, por trabajo, etc. Y contradictoriamente nos volvemos sectarios y combatimos todo aquello que no es parecido a nosotros, a pesar que ni aquellos que creemos parecidos se nos parezcan en nada.

Todo ese nauseabundo sectarismo propio de cada Cultura es compartido por TODA LA HUMANIDAD SIN EXCEPCIONES. Solo nos diferencia el grado en que nos molesta a cada uno lo “diferente”. Algunos se acostumbran, pero otros no se acostumbran para nada. Es más: su felicidad radica en la potencial eliminación de todo lo que crea “diferente” siendo capaz de tomar acción directa, indirecta o por omisión.

Así se desarrolló prehistórica e históricamente la humanidad.

Si fuera cierto que hemos evolucionado, no tendríamos los problemas antiquísimos que sufrimos como humanidad. Para colmo de males, una ciencia social como la Historia se ha dedicado mas a la desvirtuación propagandística de los hechos que a estudiar los mecanismos por los cuales han acaecido aberraciones genocidas para evitar que ocurran otra vez. O sea, la Historia no “educa para la tolerancia y la integración” solo profundiza los prejuicios y odios subyacentes con juicios de valor acordes a la ideología dominante de turno. No puede llamarse Historia al “juicio de valor sobre hechos pasados”, para eso existe la Justicia que juzgó o juzga los hechos como correctos o incorrectos.

Si la historia se repite, es simplemente porque nunca ha habido intención de que no se repita. Solo se cambia la apariencia de lo mismo que sucede hace milenios. No existe una “educación” para la integración, para la tolerancia y el respeto, solo existe un camaleónico e hipócrita vocabulario para no llamar a las cosas por su verdadero nombre y evitar autocríticas que inevitablemente resultarían en una verdadera “evolución y progreso”.


Mal que nos pese, se continúa y se profundiza el proceso de intolerancia que surgió desde los primeros habitantes del planeta.

viernes, 15 de agosto de 2014

Papá Cuervo Campeón de la Libertadores



Mi viejo era cuervo. Muy cuervo.

Yo como buen hijo: hincha de Boca Juniors.

Nacido en 1940 en Chascomús lo recuerdo fanático de la radio. En su momento con la vieja Spica todo el tiempo encima escuchando todos los programas de Radio Rivadavia y Continental. 

Se levantaba bien temprano para ir a laburar y nomás abría los ojos, buscaba siempre su radio portátil y andaba por toda la casa escuchando sus programas de radio: en el dormitorio, en el baño, en la cocina, en el comedor, en el transporte público y las épocas en que trabajaba solo, también con la radio a cuestas y siempre encendida.

Los domingos andaba con su radio escuchando los partidos de San Lorenzo de Almagro preferentemente relatados por José María Muñoz o Víctor Hugo Morales (sus dos relatores predilectos) o en su defecto cualquier transmisión. Estuviera haciendo lo que estuviera haciendo, la radio encendida.

Cuando en los 90 pudimos tener televisión por cable, la TV lo transformaba en una especie de “Tano Passman” y puteaba contra el referí, los lineman y todo cuanto fuera contra el equipo de sus amores. Cuando jugaba San Lorenzo-Boca Juniors se armaban las “cargadas” conmigo pero casi siempre terminaban igual y mi viejo me decía: “Son hijos nuestros”.

En épocas de malaria varias veces nos fuimos juntos a ver el clásico a algún bar que tuvieran televisión por cable acompañado de cerveza y maníes.

Mi viejo era cuervo.

Nunca supe por qué era hincha de San Lorenzo, pero si se porque soy hincha de Boca: porque soy su “hijo” en todo sentido!

Ahora que los Cuervos de Boedo salieron campeones de la Libertadores, justamente me trajo muchos recuerdos de mi viejo y parte de mi corazón esta en el Club Atlético San Lorenzo de Almagro.


En algún lugar mi viejo “cuervo” habrá escuchado con la Spica esa final con el Nacional relatada por José María Muñoz, seguro que gritó ese gol y habrá dado la vuelta olímpica con todos los hinchas del CASLA que ya no están acá, festejando a lo grande la Copa Libertadores de América.


viernes, 1 de agosto de 2014

Amor de Post-It


Les cuento, el siguiente video lo vi en una página y no sé si las palabras basten para describir el mensaje maravilloso que presenta. No me da la cara para decir que es un corto, porque yo de eso no sé, pero sí vale la pena verlo.



viernes, 25 de julio de 2014

J. S. Bach: Preludio y Fuga en Do menor BWV 847


Hace mucho que no escribo nada en este blog y hoy tampoco será el día, pero si dejo una grabación propia del preludio y Fuga en Do menor BWV 847 de Johann Sebastian Bach.




De yapa tambien el Preludio en Do Mayor BWV 846 grabado hoy a la tarde.


Espero les guste amigos blogueros! Pronto volveré!

miércoles, 19 de marzo de 2014

Matemática Curiosa

El símbolo de los Pitagóricos.  Rouse Ball
Jámblico, a quien debemos la revelación de este símbolo, cuenta que estando de viaje cierto pitagórico se enfermó en la posada donde paró para pasar la noche. Era pobre y estaba cansado, pero el posadero, hombre bondadoso, lo atendió amorosamente e hizo todo lo posible para que recuperar la salud. No obstante, a pesar de sus desvelos, el enfermo empeoraba. Al darse cuenta que iba a morir y no pudiendo pagar lo que le debía al posadero, el enfermo pidió una tablilla y en ella trazó la famosa estrella simbólica. Se la mostró al posadero y le pidió que la colocara en la puerta para que pudiera ser vista por los transeúntes, asegurándole que llegaría el día en que su caridad sería recompensada. El estudioso murió, se lo enterró convvenientemente y la tablilla continuó expuesta según su deseo.
Había pasado un largo tiempo cuando un día el sagrado símbolo atrajo la atención de un viajante qu pasaba por la posada. Apeándose, entró y después de haber oído el relato del posadero, lo recompensó generosamente.
Tal es la anécdota de Jámblico. De no ser cierta, por lo menos es curiosa.

Fragmento de: "Matemática curiosa y divertida" Malba Tahan.

jueves, 30 de enero de 2014

Mi eterno amigo el mate



No ha de ser novedad, que muchos argentinos somos mate-dependientes. Según leía por ahí, nuestra afición por el mate es lo que nos hace excelentes noctámbulos. Claro que el café, las fechas de entrega, el estrés entre muchas otras cosas y circunstancias ayudan, y mucho. 
No han de faltar, en ningún album familiar que se precie de tal, fotos del bebé con el mate (esta foto es de mi familia-no encontré una mía, que la tengo). 
Es que nosotros tenemos el mate tan arraigado, especialmente en el interior, que vivir sin mate es como tratar de vivir sin oxígeno.
El mate llega a nuestras vidas desde muy pequeños. Normalmente empezamos rogando y haciendo berrinches para que nos conviden, y peleando con el "está muy caliente, te vas a quemar" que nos dice mamá. Luego, un dia cualquiera, los grandes deciden que sos lo suficientemente grande como para probar y te pasan un mate dulce (y sí, sin azúcar no te gustaría). Haciéndote el importante te llevás la bombilla a la boca, sonreís triunfante, ponés la boca en posición y das tu primer sorbo. Si el cebador es bueno, sufrirás un poco el calor del agua, pero disfrutás el sabor de la bebida, si no lo es, hay caritas de asco para coleccionar. Pero ni aún así, soltás el mate. 
Y se vuelve cotidiano. La hora de la comida está buena, pero ese rato en que te sentás a "tomar mate" es increible, pues finalmente sos uno de los grandes, y mate en mano, hasta te dan un poco de derecho a opinar. 
Así, alguna vez, te encontrás cebándote mates solo. Y es raro, porque no tenés conciencia real de cómo cebar un mate, digo, los extranjeros preguntan y, todos sabemos, que hay teóricos del mate. Pero de niño, creo que nadie pregunta cómo se hace y simplemente lo hace. 30 toneladas de azúcar con un poco de yerba y el agua que probablemente se te pasó de caliente, pero es TU PRIMER MATE CEBADO POR VOS MISMO, es un orgullo por un logro personal y aunque sepa a polvillo hervido, te lo tomás, sonriendo al final porque es tu propia búsqueda del sazón matero. 
Hay técnicas para cada tipo de mate, y hay mates para todos los gustos, hasta hay un lenguaje del mate, y mates con aditivos. A mí me gusta el mate con yuyos, a otros les gusta con café, o con cascaritas de naranjas o limon. El mate en pomelo también es una variedad interesante. El de orégano, no lo recomiendo. El con TODO (todo= yuyos, yerba compuesta, naranja, limón y café) es sólo para valientes y delirantes, a mí no me gustó. El edulcorante, si y sólo si, va acompañado de una docena de medialunas con grasa. 
El mate acompaña a estudiantes universitarios, en largas veladas de estudio nocturnas (o mañanaeras, convengamos que si cebo yo, de mañana, es específicamente para despertarse). El mate lavado, casi sin yerba medio frío, es el tentempié de los recreos para algunos profes y maestros. Es lo que evita que nos matemos en reuniones. Es el condimento ideal para charlas entre amigos. Es la compañía ideal para cuando necesitás pensar. 
El mate, es mi eterno amigo. 

domingo, 12 de enero de 2014

Emancipados y DeMentes durante 5 años


El pasado 5 de enero este blog, Emancipados DeMentes, cumplió 5 años.

Muchas gracias a quienes escriben y escribieron. Sobre todo a quienes nos leen, a quienes comparten y a quienes todavía ni lo conocen. Sin todos ustedes esto no podría haberse cumplido.

Por problemas técnicos no pude subir el post correspondiente hace 7 días pero lo hago hoy. Como festejo de estos primeros 5 años dejo una recopilación de artículos de nuestras diferentes secciones y momentos especiales:








Nuestro especial de Entrevistas: Felix Casanova, una historia que se las trae ...
                                                 
                                                 R.C.: Una entrevista de Interés

                                                 Froilán de Lózar: Un reportaje curiosón

                                                 laMar: La entrevista desde el interior secreto

                                                 TR: Una entrevista hecha a pura tinta roja

                                                 Gladyzs: Un reportaje sin reservas

                                                 JRIO: La entrevista digital sorprendente!!

                                                 Fiaris: Una entrevista desde los pensamientos




Literatura: Viaje al corazón


Sociedad: Las relaciones

martes, 24 de diciembre de 2013

J.S.Bach - Oratorio de Navidad BWV 248



Oratorio de Navidad es una obra sacra de Johann Sebastian Bach compuesta para ser interpretada durante las fiestas de navidad. El oratorio, titulado originalmente en alemán Weihnachtsoratorium, está catalogado como la obra BWV 248 del compositor. Escrito para la navidad de 1734, incorpora música de composiciones anteriores, entre ellas tres cantatas seculares escritas durante 1733 y 1734, además de una cantata para iglesia, hoy perdida (BWV 248a).

Estructura Narrativa:
El Nacimiento
El aviso a los pastores
La adoración de los pastores
La circuncisión y bautismo de Jesús
El viaje de los Reyes Magos
La adoración de los Reyes Magos 



sábado, 21 de diciembre de 2013

El tiempo



En mis ratos libres me gusta mucho pensar sobre la "esencia" de las cosas y siempre he tenido curiosidad por el concepto que llamamos "Tiempo".

En este post no me pondré a divagar sobre mis ideas sobre él, pero si me han surgido varias dudas medio locas. 

¿Y si el tiempo como lo conocemos en realidad no está yendo hacia adelante sino hacia atrás?

Solo veamos este video y supongamos que nunca hemos visto esta película: 


¿Cuál es el futuro? ¿Cuál es el pasado? ¿Qué significa nacer y que significa morir? ¿A que le llamaríamos causas y consecuencias? ¿Nos angustiaríamos con esta escena en donde "nacen" miles de personas? Si siguiéramos en reversa viendo la vida de los personajes ¿No sería el nacimiento la muerte de ellos?

En un supuesto universo paralelo donde el tiempo transcurre "de atrás hacia adelante" igual que el video, ver una película en reversa sería tal cual las vemos nosotros normalmente. ¿Acaso no verían allí la reversidad del tiempo y de todos los conceptos asociados a él? ¿En ese universo no sería nuestra evolución una involución de la misma manera que veríamos la historia de nuestro mundo en reversa?

Casi todos nuestros conceptos están basados en el concepto tiempo (por no decir todos). 

¿Algún voluntario lector dispuesto a divagar en estas dudas junto conmigo?






domingo, 15 de diciembre de 2013

Ateismo: La religión de no creer



Hace un tiempo había volcado en este post algo sobre mis creencias. Esta vez seré un poco mas especifico con el tema.

Criado y educado dentro de una familia católica: fui bautizado y tomé mi Primera Comunión.

Desde adolescente fui un gran amante de la ciencia. Lector incansable de físicos, astrónomos y Ciencia Ficción: Carl Sagan, Isaac Asimov, Stephen Hawking, Julio Verne y Ray Bradbury han sido mis autores predilectos. Justo en ese momento comenzaron mis dudas al respecto acerca de la existencia o no del Dios que durante niño fue parte de mis creencias.

Las dudas se fueron profundizando y terminada la adolescencia dediqué mucho tiempo en leer no solo la ciencia que me provocaba las dudas sino también, aquello que había echado raíces en mi infancia: la Biblia completa con sus no se cuantas miles de páginas. No contento con eso, también dediqué otro tanto tiempo en leer el Corán y la Vida de Mahoma.

Basado en el hecho que mi sentido común no se hallaba satisfecho, llegué a la conclusión que "supuestamente" era ateo. 

Desde hace varios años he visto como la ciencia que parecía algo "serio" se fue convirtiendo en otra religión y junto con ella el ateísmo. Hoy la ciencia pretende contestar todas las preguntas de manera bastante ridícula y con muchos desaciertos en donde la Genética pasó a suplantar la idea del Talento otorgado por Dioses, como para dar un ejemplo de mi disgusto. Y nuevamente me surgieron enormes dudas al respecto.

La ciencia, o por lo menos muchos científicos, han terminado en una guerra abierta contra la religión intentando de maneras bastante ridículas de demostrar que Dios no existe. El ateísmo dejó de ser una profunda duda acerca de la existencia de Dios, sino que ahora es la ferviente creencia que Dios no existe sin ninguna base empírica demostrable. En la actualidad tenemos una nueva religión de fanáticos creyentes en no creer lo que otros creen basados en pseudociencia.

Todavía no se han enterado que la Religión está volcada mas hacia la Filosofía y la Ciencia hacia hechos objetivos, observables y demostrables. Como no he encontrado jamás un religioso que me demuestre objetiva y taxativamente la existencia de su Dios, tampoco he encontrado jamás un científico que me demuestre objetiva y taxativamente la no existencia de todos los Dioses.

Solo por el beneficio de la duda deberán seguir coexistiendo ambos: Dios y Ciencia; creyentes y ateos. Solo son teorías o hipótesis pero que no responden a una realidad general.

He llegado a la conclusión que básicamente soy agnóstico pero si me preguntan sobre religión: Creo en mi mismo, porque es observable y demostrable.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Ansiedad



El miedo es un instinto básico de nuestro ser. Una herramienta de adaptación y de supervivencia.

Somos animales al fin y al cabo, por eso compartimos los mismos instintos con todos ellos.

La mayor diferencia entre los animales y los humanos consiste en que los primeros basan toda su existencia en esos instintos básicos. El miedo anula la capacidad de pensar ociosamente a largo plazo y analizar diferentes alternativas. El animal tiene muy reducido tiempo de pensar fuera de lo que indican sus instintos que lo mantienen con vida día tras día. 

El animal salvaje vive en un estado de miedo actual casi permanente mientras que el animal domesticado posee una cierta cuota de tranquilidad que lo ayuda a pensar, a aprender y a relacionarse con la especie humana o con otras especies.

En el mundo animal, el miedo se corresponde con peligros reales. El miedo tiene la dimensión justa acorde a los peligros que debe enfrentar. El animal no sobredimensiona los peligros y su miedo le sirve para permanecer con vida el suficiente tiempo como para procrear y garantizar la permanencia de su especie.

El humano es diferente: ha logrado en toda su evolución reducir a su mínima expresión ese miedo a los peligros de su medio ambiente. Ha creado un ambiente distinto: la civilización en donde los miedos pasaron a ser otros, diametralmente distintos a aquellos que tienen los animales. Esa reducción del miedo le dio tiempo a pensar a largo plazo, a descubrir el mundo desde diferentes puntos de vista.

Mientras los animales sienten miedo ante peligros reales concretos a muy corto plazo; el humano comenzó a sentir miedo por supuestos peligros a muy largo plazo. Y en ese largo plazo, los peligros pueden hasta no ser reales y encima sobredimensionados.

La ansiedad se trata precisamente de ese miedo a peligros reales o irreales que se quieren prever a largo plazo. En la espera a que ocurran los hechos reales, el miedo crece y termina sobredimensionado. Nos hemos perdido en un pensamiento ocioso que muchas veces no se condice con los hechos reales por un desconocimiento de la realidad.

La ansiedad nos termina llevando a un nivel inferior al del animal: no podemos pensar en nada mas que en ese peligro que ni siquiera está ante nuestros ojos, no tenemos donde correr o escondernos de ese peligro, solo tenemos un permanente miedo a la nada misma, a algo que todavía no ha pasado y hasta quizás nunca pase. Nos convertimos en esclavos del miedo que nos generan nuestros propios pensamientos sobre algo que no esta pasando en este instante.

Nuestro cerebro humanizado, racional, pensante y evolucionado nos juega una mala pasada pero también es una advertencia que no estamos siendo realistas.

domingo, 1 de diciembre de 2013

Instrumentos musicales poco conocidos

Armónica de Cristal



La armónica de cristal fue creada por Benjamin Franklin en 1762 y es una automatización de las copas musicales llenas de agua o vino, en donde se coloca una serie de platos o boles de diferentes tamaños superpuestos alineados horizontalmente. Estos son atravesados por un eje y a través de una polea los hace girar mediante un pedal, como las antiguas maquinas de coser. Se mojan los dedos y tocando los platos mientras giran dan diferentes sonidos.




Theremín




El theremín es uno de los primeros instrumentos musicales electrónicos y fue creado por el físico y músico ruso Lev Sergueivich Termen en 1919.

El instrumento consta de dos antenas: una vertical y otra horizontal. Ambas captan la cercanía o alejamiento de la mano. Mientras la horizontal da mayor o menor volumen al sonido de acuerdo a la lejanía o acercamiento de la mano respectivamente; la antena horizontal da la altura del sonido de modo que cuanto mas cerca está la mano de la antena, mas agudo es el sonido y viceversa.

Su inventor, luego de varias presentaciones en Conferencias de Física en su Rusia natal, le mostró su invento al líder comunista Vladimir Lenin quien quedó impresionado y aprendió a tocarlo.

El apogeo de este instrumento fue durante las décadas del 60 y 70 utilizado por reconocidos músicos como Led Zeppelin, Pink Floyd y los Rolling Stones, pero aún perdura su utilización en la música popular en algunos temas.





Hang


El Hang es un instrumento idiófono creado en el año 2000 por la compañía PANART en Suiza. El instrumento es el resultado de investigaciones sobre el acero y varias aleaciones. Consta de dos hemisferios: el superior contiene 8 tonos musicales y un botón superior que suena como un Gong, mientras el hemisferio inferior tiene un agujero que actúa como resonador del instrumento. De acuerdo a su tamaño el sonido sera mas grave o agudo.



jueves, 28 de noviembre de 2013

A Laura de Bife



De mi corazón sediento eres el manantial
que derrama su agua pura y cristalina
sobre mis sentimientos desiertos.

Eres el fuego de mi helada vida
que hornea cada uno de mis años,
abriga mis meses y templa mis días.

De mi asfixiada alma eres el aire,
ventilando esos tortuosos rincones
que a veces siento muertos.

Eres la tierra de mi mundo flotante
donde florece el amor que siente
este torpe hombre que te ama.

Eres mi fuego y mi agua,
Eres mi tierra y mi aire,
Eres mi todo 
Mi Laura.


Autor: Gabriel Beguerie (alias Bife)

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Ignorancia



La realidad es como una noche oscura. 
Oscurisima y cerrada.
Nuestra sabiduría, a manera de linterna 
vierte su luz unos pocos centímetros delante nuestro.

La oscuridad es la incertidumbre. 
La oscuridad son nuestras creencias.
La oscuridad es una cruel y feliz ignorancia.
La oscuridad es nuestro destino.

Estamos ciegos.
Estamos sordos.
En esa oscuridad solo vemos las linternas de los otros.
Linternas que alumbran otros pequeñisimos trozos de camino.

No sabemos en donde estamos.
Solo sabemos que estamos.
Solo sabemos que somos.
A veces ni siquiera eso.

Parecemos estrellas 
en la profunda oscuridad del cielo.
Solo se ve la luz de otras estrellas
pero no aquello que alumbran.

Eternos caminantes sin sombra
peregrinamos hacia la oscuridad mas absoluta
y en busca del sendero
apenas vemos donde apoyaremos el próximo pie.



Autor: Gabriel Beguerie

lunes, 25 de noviembre de 2013

Mujeres vs Hombres



Siempre genera controversias las diferencias cerebrales entre mujeres y hombres, pero existe una cuestión observable en la vida cotidiana que indica que practicamente esas diferencias se reducen a una sola.

Naturalmente, en el mundo animal y humano, las hembras pueden pensar en varias cuestiones al mismo tiempo con poca especialización en cada uno de esos pensamientos; mientras los machos se focalizan en un solo pensamiento o actividad con mucha especialización.

Con esto no quiero entrar en cuestiones machistas o feministas.

En nuestra sociedad, histórica y naturalmente por una cuestión de organización social,  la mujer ha sido siempre la encargada de tener los trabajos que requerían de múltiples pensamientos o actividades al mismo tiempo, como por ejemplo la función de Ama de Casa, Maestra o Secretaria. Mientras el hombre se ha dedicado siempre a funciones especializadas donde se requería fuerza física o no. 

Dudo plenamente que fuera una cuestión machista esta organización, lo que si era una cuestión machista denigrar los trabajos realizados por la mujer que por cierto nunca fueron menores que el hombre. Luego el feminismo se dedico a denigrar la función del hombre en la sociedad y terminamos en una guerra sexista que nada aporta al tema presente.

Es indudable que las mujeres tienen mas facilidad para los trabajos gerenciales y el hombre hacia la especialización. 

La denigración cultural y económica hacia los trabajos ejercidos por la mujer por parte del machismo, trajo aparejado la aparición del movimiento feminista, que lejos de intentar abolir esa degradación, se volcaron a ocupar los trabajos especializados propios del hombre y degradar aun mas el trabajo natural, histórico y social de la mujer. No se dieron cuenta que le dieron mayor importancia al trabajo de quienes aborrecían.

Aún hoy en día ser Ama de Casa, se toma socialmente en gran parte del mundo como una indignidad para la realización personal de una mujer. Históricamente no he visto a ningún machista sobrevivir a administrar un hogar y criar niños durante 20 años como si lo han hecho millones y millones de mujeres. Tampoco he visto a una feminista rendir en un trabajo físicamente durante años como si lo han hecho millones y millones de hombres.

La guerra sexista solo es una guerra de denigradores profesionales hacia el trabajo que naturalmente le ha correspondido a cada sexo para una mejor organización social de la fuerza laboral. La disfuncionalidad de nuestra sociedad empieza en el momento en que, con esta guerra de machistas y feministas, el hombre y la mujer pasaron a realizar actividades para las cuales cerebral y físicamente no son óptimos para la mejor distribución de la fuerza de trabajo. No rinden óptimamente un hombre haciendo trabajos que requieren realizar múltiples tareas simultaneas ni mujeres realizando trabajos que requieren especialización.

Que no se mal interprete: hablo de "optimización de recursos humanos" que nada tiene que ver con "la denigración cultural y económica de ciertos recursos humanos" y mucho menos con las prohibiciones machistas del acceso de la mujer a trabajos intelectuales para los cuales los hombres no estaban capacitados y ocupaban históricamente.

Por lo menos .... asi lo veo yo.



martes, 19 de noviembre de 2013

Como estudiar un instrumento musical



Este es un trabajo monográfico propio, no muy largo acerca de la metodología para estudiar un instrumento musical y también como enseñar.

Para quien le interese, lo comparto. Espero les sea útil.

Gabriel Beguerie.

Click en el Enlace:

http://adf.ly/vrahL

domingo, 17 de noviembre de 2013

Duda existencial



Muero y no por eso muero,
vivo y no por eso vivo,
sueño y no por eso sueño.

¿Y si el sueño de la muerte es vida?
¿Y si la vida  es solo un sueño?
¿Y si el sueño de la vida es muerte?
¿Y si la muerte es solo un sueño?

Sueño y no por eso vivo,
muero y no por eso sueño,
vivo y no por eso muero.

¿Y si estando muerto sueño mi vida?
¿Y si aún no he nacido?
¿Y si estando vivo sueño mi muerte?
¿Y si aún no he soñado?

Vivo y no por eso sueño,
sueño y no por eso muero,
muero y no por eso vivo.

¿Y si no tengo sueños?
¿Y si no tengo vida?
¿Y si no tengo muerte?
¿Y si no tengo sueños?


Autor:
Gabriel Beguerie